Menu

Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.

Cerrar

Los niños al comedor y los mayores al tupper

Escrito por 

Actualmente muchos niños comen en el colegio y muchos adultos comen fuera de casa. La alimentación fuera del hogar en locales de restauración pierde fuerza, y la opción que se impone es llevarse el tupper.

En el caso de nuestros hijos vemos como afortunadamente los menús escolares han ido mejorando, y salvo contadas excepciones, ofrecen a nuestros hijos una alimentación sana y equilibrada. Sin embargo, en muchos casos a la hora de preparar nuestra comida creemos que cualquier cosa sirve para meter en la fiambrera. Si nos preocupamos de que la comida diaria de los niños sea adecuada, ¿por qué los adultos nos conformamos con comer cualquier cosa?

Acostumbramos a pensar que lo único que nos podemos llevar al trabajo para comer son bocadillos, ensaladas y carne rebozada. Ni mucho menos. Si comiéramos en casa optaríamos por sopas, platos de arroz, cremas, guisos de carne o pescado… Y sí nos los podemos llevar allá donde vayamos a comer. No hay excusas. Hoy en día tenemos recipientes para poder llevar tres platos diferentes en un mismo envase, incluso para llevar líquidos, que soportan rangos de temperaturas muy amplios, tanto fríos como calientes. Las únicas preparaciones que conviene evitar son las carnes y pescados a la plancha. No por motivos nutricionales, sino simplemente porque los alimentos a la plancha si no se consumen al momento pierden sabor y textura.

Recuerda que gracias a menuterraneus puedes planificar el menú semanal de tu família en función de lo que comen los niños en el colegio. Además nuestro sistema te generará un menú para tus comidas, de tal manera que la cena familiar sea complementaria a la comida de tus hijos y la tuya. De esta forma podrás disfrutar de un menú tan variado y completo como el que comen tus hijos, y sin dedicar excesivo tiempo a su preparación.

Para poder comer de todo a lo largo de la semana podemos cocinar cantidad de sobra cuando hagamos determinados platos, que podamos guardar en la nevera o congelar e ir sacándolos según el día que los vayamos a comer. Podemos hacer cremas de verduras, legumbres, carne en salsa, muslitos de pollo guisados, pescados al horno, etc.

Optemos entonces por menús caseros, más económicos, más saludables y totalmente adaptados a nuestros gustos, que podemos tomar en nuestro lugar de trabajo. Ah!, y por favor, intenta no comer delante del ordenador. Descansa al menos durante la comida y aléjate media horita de la pantalla!

Raquel León

Raquel León es diplomada en Nutrición Humana y Dietética, licenciada en Ciencia y Tecnología de Alimentos, con un máster en Nutrición Deportiva y Cineantropometría.
email: rllnutricion@gmail.com

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba


Twitter

Linkedin
Facebook
Google +