Menu

Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.

Cerrar

Consejos para ir a la playa con niños

Escrito por 

El verano ya está aquí, y una de las actividades que más podemos disfrutar en familia es ir a la playa.

La playa suele ser uno de los ambientes naturales preferidos por los niños y seguro que cuando vas con tus hijos disfrutas viéndolos jugar con la arena y bañándose en el mar. Es un espacio amplio y abierto en el que podéis realizar multitud de actividades, pero que a su vez entraña algunos riesgos que debes conocer y controlar.

En este post os damos una serie de consejos básicos y de gran utilidad para que podáis ir a la playa con los niños sin sufrir ningún contratiempo.

  1. Protégeles del sol. La piel de los niños es más sensible que la de los adultos. Por ello, y para evitar que puedan sufrir quemaduras, es imprescindible aplicarles protector solar de un factor superior a 25. Es fundamental que los embadurnes con protección cada dos horas y cada vez que salgan del agua. Además es mejor que no lleves a los niños a la playa en los intervalos horarios de mayor intensidad solar (entre las 12:00 y las 16:00 horas). No te fíes de los días nublados, porque aunque la sensación de calor es menor, los rayos ultravioleta atraviesan las nubes igualmente. Por cierto, si tu bebé tiene menos de 6 meses no debes exponerlo directamente al sol. No tengas prisa, ya crecerá.
  2. Combate el calor dándoles líquidos. Los niños en la playa sólo piensan en jugar, y normalmente se “olvidan” de beber agua. Si detectas que tus hijos llevan mucho tiempo expuestos al sol y no te han pedido agua, es el momento de actuar. Dales de beber de forma continuada, aunque te digan que no tienen sed. Recuerda que además de agua les puedes dar zumos o frutas con alto contenido en agua como el melón, la sandía o la naranja. Si por cualquier motivo no les apetece bañarse, mójales la cabeza con cierta frecuencia.
  3. Elige la playa más adecuada. Infórmate siempre de las características de las playas que tienes a tu alcance y elige la que mejor se adapte a la edad de tus hijos. Siempre que sea posible, te aconsejo que te decantes por una playa con poco oleaje, sin grandes corrientes, libre de piedras y que no cubra de inmediato. Si además tiene duchas, te será mucho más cómodo para quitarles la arena a la hora de irse.
  4. Identifica los peligros del mar. Siempre tienes que acompañar a tus hijos cuando vayan a bañarse. El mar puede ser muy traicionero y aunque parezca que está en calma las corrientes pueden jugar malas pasadas. Te recomiendo que enseñes a tus niños a identificar peligros como las medusas o los erizos, evita que se zambullan en el agua de forma brusca y ponles unos manguitos si todavía no saben nadar. Te aconsejo que evites usar flotadores, ya que si tu pequeño se vuelca puede quedar con la cabeza sumergida y sin poder girarse.
  5. Nunca bajes la guardia con la vigilancia. Tienes que mantener contacto visual con tus niños en todo momento y nunca los dejes solos mientras se bañan o están en la orilla de la playa. Si tus hijos son más mayores y quieres darles un poco más de libertad te recomiendo que pactes con ellos un perímetro de juego desde donde los puedas supervisar y que acordéis un lugar concreto al que acudir en caso de perderse.

Esperamos que esta información os haya sido de ayuda y os invitamos a que compartáis vuestras dudas y opiniones con nosotros.

menuterraneus

Artículos escritos por el equipo de menuterraneus
Sitio Web: www.menuterraneus.com

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba


Twitter

Linkedin
Facebook
Google +