Menu

Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.

Cerrar

La importancia de los hidratos de carbono

Escrito por 

Una manera sencilla y práctica de definir los hidratos de carbono o glúcidos podría ser: "Nutriente formado por Carbono, Hidrógeno y Oxígeno, que nos aporta energía". Esta principal propiedad, la de darnos energía, es la que le da ese protagonismo dentro de nuestra dieta. Las recomendaciones nos dicen que entre un 50% y 60% de lo que comamos a lo largo del día deben ser alimentos ricos en hidratos de carbono.

Productos derivados del cereal como son el pan, el arroz, la pasta, etc. y otros alimentos como legumbres o patatas son algunos ejemplos de fuentes ricas en carbohidratos. Estos alimentos son los que forman la base de la pirámide de nuestra dieta mediterránea. Teniendo en cuenta estas características vamos a desmitificar dos "leyendas urbanas" sobre este tipo de alimentos que pueden provocar carencias o desajustes en la planificación de nuestra alimentación o los menús de la familia.

  1. A partir de cierta hora del día hay que evitar consumir hidratos de carbono.
    Mientras nuestras funciones vitales estén en marcha, es decir, siempre que estemos vivos, necesitaremos energía para poder realizar todos los complejos procesos que suceden dentro de nuestras células y forman el famoso metabolismo. Algunas células como por ejemplo las neuronas de nuestro cerebro, no pueden ni almacenar energía ni utilizar otro combustible (por ejemplo grasas) que no sea glucosa, que es la unidad funcional de los hidratos de carbono. Por lo tanto nuestro organismo tiene que recibir hidratos de carbono cada ciertas horas, sea la hora que sea, a lo largo de la jornada.

  2. Alimentos ricos en hidratos de carbono, engordan.
    Una respuesta-broma muy típica de los Dietistas-Nutricionistas a la pregunta "¿este alimento engorda?" consiste en primero recordar que un alimento no engorda, el que puede engordar es el que se lo come, y en la mayoría de los casos depende del "uso" que se le da a ese alimento o nutrientes en cuestión. El perder o ganar peso es un simple equilibrio entre calorías ingeridas y calorías consumidas, provengan del nutriente que provengan (proteínas, lípidos...). Con este mismo argumento podemos desmitificar otras creencias como la de que el pan engorda o la de que en una dieta para perder peso no puede aparecer la pasta. Para lograr una alimentación sana y equilibrada debemos utilizar las recomendaciones propias de la dieta mediterránea y olvidarnos de falsos mitos alimentarios. 

 

alimenta't Nutricionistas Barcelona

Alimenta't Nutricionistas Barcelona, empresa dedicada a la promoción de la alimentación equilibrada.

Sitio Web: www.alimentat.com

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba


Twitter

Linkedin
Facebook
Google +