Menu

Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.

Cerrar

10 consejos para que tus hijos coman mejor

Escrito por 

Los que tenemos hijos sabemos que una de las "batallas" frecuentes la tenemos a la hora de comer y cenar. Conseguir que los niños coman bien no es una tarea fácil. Que se comporten de manera correcta, que se acaben la comida, que coman en un tiempo razonable, etc. son objetivos que a veces pueden llegar a parecer inalcanzables. Pero no lo son, y cuanto antes empecemos a educarlos en este ámbito, mucho mejor. Nunca es demasiado pronto. A continuación te damos 10 consejos que te permitirán ver resultados sorprendentes en muy poco tiempo.

  1. Házle partícipe
    A medida que el niño vaya siendo capaz, hazle partícipe de todos los preparativos de la comida. Por ejemplo, te puede ayudar a hacer la lista de la compra, a comprar, a preparar la comida, a poner la mesa,…
  2. Crea hábitos
    Intenta crear un hábito de alimentación: comer en el mismo momento, en el mismo lugar y de la misma manera. Esto no es sinónimo de rigidez, cuando el niño haya adquirido ya este hábito, es un buen momento para que existan excepciones.
  3. Dale autonomía
    Fortalece la autonomía del niño, deja que sea él quien coma solo. Está claro que tardará más, y seguramente ensuciará más. Pero no se trata de acabar cuanto antes ni de ensuciar lo mínimo, se trata de educar a tu hijo. Sólo aprenderá a comer bien si lo hace él solo, y cuanto antes empieces, mejor.
  4. Comed juntos
    Intentad comer al menos tres o cuatro veces por semana todos en familia. El niño aprenderá imitando y no solo lo que comen los demás sino también cómo se comportan y relacionan en la mesa.
  5. Debe ser un momento distendido
    Haz de la comida un momento de relajación, en el que los temas de comida no sean el tema central de las conversaciones. Dedica, por ejemplo, este rato para hablar de todo lo divertido que cada uno a hecho durante el día, o a planear las actividades de la tarde, o del fin de semana.
  6. Vamos a comer, no a jugar 
    Cada cosa tiene su momento. Evita llevar a la mesa juegos o ver la tele, actividades que le despistarán del principal objetivo en ese momento: comer.
    De lo contrario estarás creando un hábito y en lo sucesivo tu hijo siempre querrá jugar o ver la tele cuando coma.
  7. Decides tú, no él
    Si tu hijo decide no comer la comida de hoy, no le hagas un plato diferente. Comerá su comida habitual en la próxima comida, hasta entonces tomará únicamente toda el agua que quiera.
  8. Reconoce sus méritos
    Es muy positivo reconocerle cualquier avance a la hora de la comida, si prueba algo nuevo, si tarda menos, si ayuda en la mesa, si está toda la comida sentado sin levantarse,… por mínimo que parezca el progreso. De esta manera querrá repetirlo para obtener la atención de los padres.
  9. No caigas en su trampa
    No le hagas caso cuando su actitud en la mesa no sea la que se espera, sigue con la conversación o la comida y no le alientes a finalizar con su comportamiento. Cuando de nuevo vuelva a comer o a sentarse, es el momento de decirle lo bien que lo está haciendo.
  10. Sé paciente, esto no es cosa de dos días
    Tienes que ser paciente, firme y constante. Estás enseñando a comer a tu hijo, y esto no se consigue en un día. El aprendizaje ha de ser progresivo, plantea primero un objetivo y cuando esté conseguido, otro. Plantearse muchos objetivos de golpe, o un objetivo muy amplio, dificulta el conseguir llegar a la meta. Algunos puntos pueden parecer difíciles, y muchas veces tendrás la tentación de tirar la toalla, pero nadie dijo que educar a un hijo fuera fácil, y además, al final, la recompensa es enorme.

Artículo elaborado a partir del contenido extraído del libro "Mi hijo no come", de Rocío Ramos-Paúl y Luis Torres Cardona, Ed. Aguilar, 2010.  

menuterraneus

Artículos escritos por el equipo de menuterraneus
Sitio Web: www.menuterraneus.com
  • sandra

    Estoy de acuerdo en todo! gracias Menuterraneus por los consejos...y añadiria que no se levante de la mesa mientras llega el siguiente plato, comer no es solo alimentarse, es un buen espacio social para compartir en familia y/o amigos.

    publicado por sandra Martes, 14 Mayo 2013 16:46 Enlace al Comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba


Twitter

Linkedin
Facebook
Google +